ads_post_top

Acompañamiento en hospitales, tranquilidad y bienestar para pacientes y familiares

Acompañamiento en hospitales, tranquilidad y bienestar para pacientes y familiares

Este servicio es especialmente útil para familiares que no pueden estar todo el tiempo con el paciente

La estancia en el hospital puede ser para algunos enfermos una experiencia muy difícil, sobre todo si su estado de salud es muy frágil. En todos los casos, contar con una mano amiga en la hospitalización hace todo el proceso más llevadero para el paciente. Pero, en la sociedad de hoy en día, hay muchos familiares que no pueden estar con su ser querido durante todo el tiempo en el hospital. Este hecho se debe, en muchos casos, a motivos laborales, pero también a otras responsabilidades de tipo social o personal. Ante esta necesidad la mejor solución es un novedoso servicio que está disponible en diversas localidades de España, como el municipio madrileño de Las Rozas. Se trata del servicio de acompañamiento en hospitales, la mejor medida para no dejar solo al enfermo hospitalizado y asegurarse de que en todo momento estará bien atendido.

 

Los beneficios del acompañamiento en hospitales 

Este servicio de asistencia hospitalaria tiene numerosos beneficios, resumidos en los siguientes puntos:

 

Profesionales solventes, comprometidos y experimentados. El acompañamiento en hospitales es realizado por profesionales del sector sanitario, pertenecientes a muy diferentes disciplinas: enfermería, geriatría, auxiliares de clínica y expertos en el cuidado de enfermos en hospitales, entre otros. Todos tienen como denominador común su elevada competencia para atender a pacientes ingresados en centros hospitalarios. Son especialistas que aman su trabajo y cuyo objetivo principal es mejorar el estado de salud y la estancia hospitalaria del enfermo. Además, efectúan su trabajo con seriedad y rigor y adaptándose a las circunstancias personales de cada paciente. 

 

Flexibilidad. El servicio está adaptado a las necesidades de cada enfermo, estableciendo un precio por horas de contratación. No es necesario contratar por días, semanas o meses, solo por horas. Este acompañamiento es realizado tanto por el día como por la noche, las 24 horas si es necesario. Los profesionales están preparados para trabajar sin problemas en el turno de noche. Además, cualquier persona puede solicitar un presupuesto sin compromiso.

 

Tranquilidad para los familiares.  Aunque una hospitalización es un evento que trastorna la rutina diaria y la forma de vida de cualquier familia, con el servicio de asistencia hospitalaria sus consecuencias son mucho menores. Los familiares tienen la tranquilidad de saber que el paciente está en las mejores manos, bien atendido y controlado.

 

Funciones completas.  Las funciones desempeñadas por los profesionales sanitarios que realizan el servicio de acompañamiento de familiares son tan extensas que cubren todas las posibles necesidades del enfermo. Estas tareas incluyen desde verificar la toma adecuada de medicamentos hasta ayudarles con las comidas, así como las tomas de temperatura, cambios de suero y vigilancia de estados de ánimo, entre muchas otras funciones.

 

Registro y supervisión diarias.  El experto de la asistencia hospitalaria lleva un registro pormenorizado de todo lo acontecido durante su servicio. Este informe diario detallado es muy útil para los médicos y enfermeras que atienden al paciente, así como para comprobar su evolución y posible respuesta a los tratamientos. 

 

Diálogo y escucha. Por último, hay un beneficio que en ocasiones se olvida pero que es tan importante como el resto: la escucha y conversación que proporciona el acompañante. En numerosos casos el paciente se siente desvalido, preocupado o débil y necesita transmitir a alguien sus preocupaciones. Necesita ser escuchado y notar la calidez y presencia de otro ser humano que se preocupa por él junto a él. Los profesionales sanitarios del acompañamiento de familiares son seres humanos empáticos que se preocupan por el enfermo y disfrutan hablando con él cuando lo requiere. 

 

El cuidador en el paciente encamado

 

Cuando el paciente está encamado y se trata de una persona de avanzada edad, las funciones que debe realizar el cuidador o acompañante son más extensas y exigentes. Un paciente encamado suele presentar diversas complicaciones de salud, que se agravan si no es atendido adecuadamente. Entre estas complicaciones cabe mencionar la pérdida de masa muscular y ósea, el dolor articular, problemas del aparato digestivo y mala circulación de la sangre, con el riesgo de flebitis o embolias pulmonares. En particular, las embolias pulmonares pueden ser fatídicas para el enfermo si no se previenen a tiempo o se las trata adecuadamente. 

En muchos casos, el acompañante o cuidador debe curar y prevenir las úlceras que se producen cuando una persona está mucho tiempo inmovilizada en cama. Las úlceras pueden evitarse por presión, por lo que resulta fundamental emplear colchones de presión alterna y anti-escaras, y hacer las camas evitando arrugas en las sábanas. 

Los protocolos de cuidados que deben seguirse con un paciente encamado anciano son muy rigurosos y necesarios para que su salud no empeore. Los profesionales del acompañamiento hospitalario lo saben y ponen todo su empeño y experiencia para mejorar su estado y no comprometer su esperanza de vida. 

ads_post_pretag

Deja un Comentario