ads_post_top

Taller de cocina para la tercera edad

Taller de cocina

Nunca es tarde para aprender o perfeccionar un oficio. Y es por ello que actualmente se están dictando talleres de cocina especialmente dirigidos a personas de la tercera edad. Talleres que además de ser muy entretenidos, harán que nuestros abuelos sean personas más sociables. Además, para los que están en residencias para mayores, estos talleres harán que sus estancias sean más amenas y placenteras.

¿Qué se quiere conseguir con los talleres de cocina para personas de la tercera edad?

Este tipo de taller surgió como una necesidad. Ya que se volvió indispensable ofrecer dentro de las residencias a las personas de la tercera edad actividades básicas que formaban parte de su día a día. Todo con la finalidad de motivarlos a realizar actividades que les ayuden a mejorar y a estar activos constantemente.

Por lo tanto el taller de cocina persigue los siguientes objetivos:

  • Estimular en las personas de la tercera edad: la memoria, la planificación de tareas, La creatividad, la psicomotricidad, entre otras.
  • Fomentar la comunicación y la integración de todos los participantes del taller.
  • Mejorar la autoestima, ya que al sentirse protagonistas con cada una de sus recetas se sentirán personas importantes dentro del grupo.
  • Crear un ambiente de solidaridad y apoyo entre los participantes.
  • Brindarles un rato o ambiente diferente, al que comúnmente viven dentro de las residencias.
  • Aprender nuevas recetas y técnicas de cocina.

La cocina como terapia

Son muchos los tratamientos terapéuticos innovadores que se están realizando hoy en día. El taller de cocina es uno de estos tratamientos que está dando excelentes resultados, ya que estimulan el uso de la memoria y el lenguaje.

El lenguaje es una función lingüística que se va perdiendo con el pasar de los años, especialmente el lenguaje escrito. Es por esto que esta terapia es fundamental, ya que al tener que escribir  y leer la receta con sus ingredientes y paso a paso, se estimula este área.

Y la memoria por su parte es una función cognitiva, que también se va deteriorando con el paso de los años. Por lo que se requiere estar constantemente estimulándola para que no se pierda y al tener que memorizar los ingredientes y su paso a paso se logra esta estimulación.

Por lo tanto, es importante proponer y motivar a los familiares y dueños de las residencias para personas de la tercera edad a aplicar este tipo de terapia, ya que les dará a nuestros abuelos un espacio de diversión, que a su vez será de gran beneficio para su salud.

ads_post_pretag

Deja un Comentario